Cuando somos jóvenes, nuestra piel se recupera rápidamente de las agresiones diarias provocadas por el estrés, los rayos ultravioleta y la deshidratación. Pero según vamos envejeciendo, la piel del rostro se enfrenta cada vez a más retos: comienza a perder su habilidad para recuperarse de los cambios hormonales, de las agresiones del medio ambiente, etc…
Estos daños acaban manifestándose en líneas de expresión, pérdida de firmeza, arrugas y otros signos visibles del envejecimiento.

LARIMIDE® es un potente suero de efecto lifting inmediato que oculta de forma rápida y espectacular las arrugas, las líneas de expresión y combate la pérdida de firmeza facial, además de ayudar en el proceso de reparación cutánea.

Conjunto-viajes
vial_rayas

LARIMIDE® se basa en la tecnología de fracción purificada de azúcares ramificados de la avena, una molécula de alto peso molecular, que forman una red tridimensional gracias a los puentes de hidrógeno creando un efecto lifting sobre la piel.

Conocido desde la antigüedad, la avena es un cereal muy extendido en zonas templadas de Europa y América del Norte que se cultiva básicamente para uso alimentario.
La variedad más utilizada, la avena sativa, además de tener grandes propiedades nutritivas presenta unas cualidades dermocosméticas particularmente interesantes gracias a su contenido en gran variedad de sales minerales y oligoelementos, entre ellos fósforo, magnesio, sílice, hierro, zinc y selenio que ayudan a reestructurar la membrana celular y actúan como antioxidantes, retrasando el envejecimiento cutáneo.

Gracias a las ramificaciones de los azúcares se crea una red tridimensional con un gran número de interacciones entre las moléculas y los lípidos de la membrana intercelular del estrato córneo, la capa más superficial de la piel.
Estas interacciones se mantienen una vez se absorbe el producto creando un film sobre la piel.

Además, el proceso de reparación cutánea se ve potenciado por la presencia de dos macropéptidos presentes en LARIMIDE® capaces de regular las actividades celulares interaccionando con genes específicos implicados en el proceso de reconstrucción de la matriz extracelular.

LARIMIDE® combina:

1. LA EFICIENCIA DEL EFECTO INMEDIATO

Con LARIMIDE® la piel cobra al instante un aspecto con menos arrugas.
En 2 minutos se puede apreciar un nuevo nivel de perfección y firmeza en la piel.
El contorno facial se ve más firme, terso y definido.
Oculta las bolsas de los ojos en tiempo récord.

2. EL EFECTO A LARGO PLAZO PARA REDUCIR LAS ARRUGAS

En sólo 4 semanas la piel luce más tersa y recupera su firmeza y elasticidad. El 72% de las voluntarias mostraron una reducción significativa del aspecto de líneas de expresión (+33%) y (-17%) arrugas.

TESTADO DERMATOLÓGICAMENTE

¿Cómo me aplico el producto?

Con la piel hidratada y seca, aplica una pequeña gota en la yema del dedo índice, y distribúyela con ligeras pulsaciones sobre la zona con arrugas. LARIMIDE® no debe frotarse, déjalo secar completamente y actuará inmediatamente, cuanto más rápido seque mejor (si puedes, usa un abanico para que seque antes). Evitar el contacto directo con los ojos. Intenta no gesticular hasta que seque, los resultados serán mejores.

 

¿Cuánto dura?

El efecto de LARIMIDE® puede variar dependiendo del tipo de piel. De la misma forma, su duración no es siempre la misma. Puedes usar LARIMIDE® tantas veces al día como quieras, no solo en los momentos más especiales.

 

¿Qué cantidad aplico?

Debes usar una cantidad muy pequeña de producto, una gota en cada zona a tratar, ya que es una fórmula concentrada y los resultados requieren la cantidad de producto exacta. Si la cantidad usada es demasiada, aparecerá un residuo blanco sobre la piel.

 

¿Qué hago con el residuo blanco?

Si se aplica demasiado LARIMIDE® y aparece un residuo blanco sobre la piel, utiliza un algodón húmedo para retirarlo.

 

¿Cómo usar el vial de LARIMIDE®?

Para usar LARIMIDE® primero debes destapar el tapón (¡no lo tires!) del vial, después usar unas tijeras para cortar la cánula del vial, y una vez te hayas aplicado el producto, recuerda siempre taparlo, para que no se seque y obstruya el vial.

 

¿Utilizo LARIMIDE® antes o después de mi crema hidratante diaria?

LARIMIDE® es un producto innovador, conforme adquieras experiencia en la aplicación comprobaras que obtienes mejores resultados.

Para optimizar los resultados de LARIMIDE® te recomendamos que pruebes como funciona mejor con tu tipo de piel, usando tu crema hidratante diaria antes o después y comparando los resultados para ver cual se ajusta mejor a ti. Cuando uses tu crema hidratante primero recuerda esperar a que se haya absorbido completamente antes de usar LARIMIDE®.

Si deseas utilizar maquillaje repite el mismo proceso de prueba para saber de qué forma obtienes mejores resultados. Si decides usar después el maquillaje, espera al menos 5 minutos para que la absorción de LARIMIDE® sea total.

 

¿Dónde me lo aplico?

Te recomendamos usarlo en las zonas del rostro donde más arrugas se forman, especialmente las bolsas de los ojos, patas de gallo, comisura de los labios y arrugas de expresión.
Con una sola aplicación cada vez es suficiente, LARIMIDE® tersa la piel y oculta los signos de envejecimiento, proporcionando un aspecto más joven al instante.

 

¿Para quién está dirigido?

La edad recomendada de uso es a partir de 30 años, pero puede usarse antes sin problemas.

 

¿Lleva parabenos?

Este producto no lleva parabenos, contiene otro tipo de conservantes con un perfil toxicológico más seguro.

 

¿Qué riesgos tiene?

LARIMIDE® es un producto testado dermatológicamente, actúa al nivel más superficial de la piel, y no tiene ninguna contraindicación.

 

¿Cómo me quito LARIMIDE®?

Usando agua abundante Larimide puede retirarse de la piel, en caso necesario usa un disco de algodón impregnado en con agua micelar para retirarlo fácilmente.